Asociaciones empresariales llaman a erradicar los alcoholes ilegales

0
93

Santo Domingo, República Dominicana. – La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), la Asociación de Productores de Ron Dominicano (ADOPRON), la Asociación de Representantes Importadores de Vinos y Licores Asociados (RIVLAS) y la Asociación de Productores de Cerveza (ADOFACE), lamentaron que el consumo de alcohol adulterado le siga costando vidas al país.

Las asociaciones empresariales manifestaron su decidido empeño y compromiso con la seguridad de los consumidores y a colaborar con las autoridades para que las bebidas alcohólicas adulteradas sean erradicadas del mercado dominicano. Para lograrlo, explicaron, es necesario aplicar los máximos controles y un régimen de consecuencias para todo aquel que importe, produzca y comercialice este tipo de productos.

La AIRD, ADOPRON, RIVLAS y ADOFACE reconocen el impacto positivo de las acciones realizadas por el Estado para enfrentar el ilícito, evidenciado a través de la aprobación de la Ley para la Erradicación del Comercio Ilícito, el fortalecimiento de los controles aplicados a la producción de bebidas alcohólicas en el país, así como en los esfuerzos realizados por instituciones gubernamentales para combatir el comercio ilícito en todas sus formas.

Las asociaciones confían en que, en esta ocasión, se profundicen las investigaciones, se identifique el origen del alcohol utilizado en las bebidas adulteradas y se sancione a los responsables con todo el peso de la ley.

En el 2020 más de 200 personas perdieron la vida por consumir bebidas que no cumplían los más mínimos requisitos de calidad y sanidad, sin que a la fecha se haya identificado el origen del alcohol utilizado para su fabricación ni que se haya sometido a todos los responsables a la justicia.

A raíz de los fallecimientos del 2020, el Ministerio de Salud Pública informó que exámenes de laboratorio realizados a los productos consumidos y los reportes de análisis en sangre de las personas intoxicadas, evidenciaron la presencia por encima del 50% de metanol en las bebidas adulteradas. Concentraciones tan altas de metanol no se generan en procesos de fabricación clandestina de bebidas ni en procesos industriales de fabricación del alcohol utilizado para la producción de bebidas alcohólicas. Por lo que pudiera inferirse que el metanol adicionado a las bebidas adulteradas tuvo su origen en otros procesos industriales, donde es utilizado como componente para disolventes, desinfectantes, barnices y pinturas.

El alcohol metílico o metanol no se produce en República Dominicana, por lo que, según las asociaciones, pudo tener su origen en contrabando o en importaciones legales que, una vez en el país, fueron adquiridas por terceros para la producción de bebidas adulteradas.

Finalmente, llamaron la atención acerca de la importancia de: 1) Llevar un estricto control de las importaciones de todos los tipos de alcoholes utilizados como materia prima así como de su comercialización en el país y 2) Establecer un régimen de consecuencias más efectivo. Solo así, destacaron, se puede garantizar que hechos tan lamentables no se repitan y que la producción de bebidas adulteradas sea totalmente erradicada, expresaron las asociaciones.